miércoles, 7 de noviembre de 2012

El hombre que nunca existió

Acercándose el salón del cómic de Getxo empiezo a comentar algunas colaboraciones que estoy haciendo. Empiezo con Carne Picada, nombre de la operación del servicio de espionaje inglés durante la 2ª guerra mundial, una de las innumerables anecdotas de las que está jalonada esta guerra y una de las que más me han impresionado.
Esta historia es para mi motivo de alegría por varias cosas: Primero porque es una colaboración para el fanzine Zocalo. Desde hace tiempo conozco y valoro el empeño de Oskar Blanco por llevar a cabo esta revista, por mejorar número a número e intentar además no perder un ápice de ilusión (y dejándome hacer siempre lo que quiero, que es una cosa que está bien -no todos podemos presumir de ello- y a todo color nada menos).
Por otra parte hacía tiempo que no hacía un guión propio. Revisando llevaba un montón de tiempo colaborando con distintos guionistas y hacía tiempo que no escribía nada que no hubiese pensado o hecho hace demasiado tiempo y además manejando un montón de documentación. La experiencia me ha gustado y he permitido jugar con la forma de contar las historias, la alternancia de narradores, los puntos de vista y un color más narrativo de lo que suelo. Vamos, que me ha divertido mucho hacerlo.
Son 4 páginas pero estoy contento del resultado. Si os parece una buena excusa para acercaros al Zocalo genial, sino hay un buen montón de autores que lo justifican todo.

martes, 16 de octubre de 2012

Grandes personajes del mundo del cómic: El pato Howard


He disfrutado como un enano releyendo las estrambóticas aventuras de este simpático canalla, más cerca de Groucho Marx que de sus antropomórficos iguales. Historias bizarras qe mezclan superhéroes, una cierta crítica a la sociedad del momentoo pasada por el tamiz del sarcasmo.
Las aventuras del pato cabezón y su compañera fueron llevadas con muy mala leche al cine (por su peor enemigo) y su autor anduvo pleiteando toda la vida por los derechos de autor de su personaje, por luchas contra disney y todas las batallas posibles.
Lo mejor las historias, un rara avis 100% disfrutables

jueves, 6 de septiembre de 2012

Grandes personajes del mundo del cómic: Golgo 13


Poquito he podido leer del personaje (los dos tomos que publicó glenat hace unos años) pero es un personaje que se te queda grabado a fuego. Un asesino a sangre fría con unas historias documentasímias en las que los secundarios y la ambientación se convierten en protagonistas.
Algún día Golgo volverá. Estad preparados, nunca falla el tiro.

lunes, 13 de agosto de 2012

Así se hizo: Mi sol de invierno

 El mes de junio fue un mes muy especial para la niña y para mi por los enlaces de gente muy importante para nosotros (de hecho, entre otros el nuestro).

Para celebrar su enlace Luar e Ilia decidieron congregarnos a familiares y amigos en un precioso camping de Navarra y organizar un festival con grupos amigos. En el fetival pinté un cuadro dedicado a uno de los libros favoritos de Ilia (y de todos nosotros), el Principito.
La maestra de ceremonias fue Macu Miranda y me hizo participe de un precioso complot.
Con Luar tiene algo en común que les une: Mi sol de invierno. Mi sol de invierno es la frase que la madre le decía cuando era niña, el sol de invierno es el más esperado, el que mejor calienta por que nace en los momentos más fríos.
Me quería pedir un cuadro que lo reflejase, un cuadro con el que se sintiese identificada la gente, de hecho un cuadro en el que estuviesen involucrados.



Macu tenía unas preciosas poesías preparadas para leer en la ceremonia y entregar el cuadro al final.
Lo que decidimos es que entonces entregaría el cuadro y si, sería participativo.
La idea es que todos los invitados se implicasen en su realización, de modo que hice el cuadro a linea para que los invitados pusieran el color.
El dibujo inicial antes de partirlo como un mosaico en cachitos: las ramas de los árboles se confundirán con las lineas del mosaico.

Pero ¿cómo hacerlo? En este caso tenía claro como debía ser el cuadro final, con colores cálidos para el cielo y fríos para el paisaje, de modo que la improvisación no era la solución. Me acordé entonces del juego de colorear con números.
Con mi hermano Javi busqué los 9 colores que debían componer el cuadro (acrílicos preparados) y los numeré del 1 al 9.
Se puede ver aquí mejor como se dividían las masas en plan mosaico con números indicando su correspondencía de color 

Junto al cuadro una carta de colores marcaría la correspondencia de cada color con su número, de modo que los invitados eligirían la parte del mosaico que querían pintar.
En la mesa los tubos de acrílicos numerados
Fantástica la participación de la gente

El día fue precioso, igual que la ceremonia y la gente se implicó y dejó su huella en un/a precioso/a día/noche de San Juan en la que la magia estuvo muy presente.
Preciosa pareja, preciosa ceremonia. Me encanta que los planes salgan bien.

lunes, 6 de agosto de 2012

Ilustraciones





Varias ilustraciones para publipyme

jueves, 2 de agosto de 2012

viernes, 29 de junio de 2012

Grandes personajes del mundo del cómic: La gorda de las galaxias

Cumpliendo con lo prometido recupero a uno de los más entrañables personajes de mi infancia: La Gorda de las galaxias de Nicolas.
La Gorda de las galaxias es una maravillosa marcianada que incluían los antigüos  tebeos de Zipi y Zape. Hablamos del año 1984 y Gordi poco tenía que ver con el futuro apocalíptico de Orwell o la reivindicación de un cómic adulto ambientado en un futuro desolado de las revistas de Toutain. La gorda de la galaxias era un precioso delirio naif, con planetas y malvados de simpáticos nombres compuestos.
Recientemente la editorial Bang ha reeditado algunas de estas aventuras en una preciosa edición que intenta recuperar los vivos colores de los rotuladores de Nicolas que, aunque ajados por los años, mantiene intacta la frescura.
Leyendo la intro veo que corresponde a la última etapa de bruguera, una época de huelgas y despidos que nos suena demasiado. En este contexto la alegría del personaje se hace más y más defendible (aunque en un momento no dude la propia Gordi en salir a la huelga).
No he de mentir, las historias leidas seguidas se hacen reiterativas (aunque lo mismo sucede con la de Little Nemo) pero es que no estuvieron hechas para la continuidad, si no para el disfrute del momento.
La edición continúa con un segundo tomo que esperamos con ansiedad los niños de todas las edades.
Una preciosidad para regalar (a uno mismo o a los demás)