viernes, 28 de septiembre de 2007

Agua con sal


Así comienza agua con sal:

"Ella se llama Alba y es tan bonita como nunca podre dibujar"

La noche fue fructifera y por fin concluye el dibujo de Agua con sal, última de las historias de quatroccento (aunque curiosamente será la primera de las 4).

Viendo el conjunto echaba de menos un blanco y negro más contrastado en el conjunto de las historias (al meter bastantes grises y texturas) asi que en esta cuentillo he querido utilizar sólo tramas mecánicas de las de toda la vida (aunque no del modo tradicional, con mi pulso sería imposible).

Ahora queda la bonita tarea de picar textos, escanear, dar negros (en esta ocasión he utilizado las famosas Xs), osease, ahora viene la parte bonita de verdad: ACABAR.

Y después una parte más bonita: ESPERAR; que todo salga, que todo salga bien, que todo salga cuando está previsto.

Muy prontito se verá. La fecha prevista de salida es el salón del comic de Getxo, que se celebrará en esta bonita localidad la última semana de noviembre.
Tendremos exposición infame en el bar glass (frente a la carpa principal) en el que Alba tendrá su papel (cuando acabe realmente con el quatroccento me pondre en serio con la exposición) y espero que vean al fin lo que viene siendo este año infame dedicado al comic.

5 comentarios:

Máximo dijo...

Interesante!!

mamen dijo...

Qué suerte!! Ahora sólo te queda lo más bonito!! Pena que se acabe pronto, eh?
Pero seguro, segurísimo que queda más que bonito (y ahora va sin coña) y será muy aclamada, reconocida y felicitada esta bonita historia en la bonita localidad de Getxo.
Seguro que sale todo bien y a tiempo!!
Ya estoy deseando verla!!

danimaiz dijo...

Ánimo caballero, que ya queda menos y todo está saliendo perfecto ;)

Anónimo dijo...

ummmmmmmmmmmm miro tu perfil, y sinceramente navego en mis propias aguas fluviales....

Lucho dijo...

Hermosísima página, Sr. Infame. No sabés las ganas que me agarra de imprimirla y ponerle yo los bocadillos que, seguro, sentirían verguenza de los originales tuyos.
Felicitaciones. Y que el año que viene sea más comiquero aún que éste -y así...-
Saludos transatlánticos.